Actualidad Música

Escucha lo nuevo de Mozart: una pieza inédita sale a la luz

Para conmemorar el 265 aniversario del nacimiento del genial compositor, la Fundación Mozarteum de Salzburgo ha lanzado una pieza inédita de 94 segundos de duración.
Portada del programa de la Semana Mozart de Salzburgo 2021.

Parece que los genios de antaño quieren seguir las tendencias de los artistas actuales, dejando algunas grabaciones sin publicar para, en un futuro, crear material inédito con otras mezclas y remezclas. Aunque claro, Mozart en el siglo XVIII no lo haría a propósito.

No obstante, la Fundación Mozarteum Salzburg ha dado a conocer una pieza inédita del genial compositor. Son solo 94 segundos, pero según Rolando Villazón, director artístico de la Semana de Mozart de Salzburgo, suponen “abrir un cosmos musical entero”.

80 años sin sacar nada nuevo

Aunque no resulta demasiado extraño que se descubran otros manuscritos originales, la mayoría de ellos son fragmentos o bocetos, tal como explica el director científico de la Fundación Mozarteum, Ulrich Leisinger.

La importancia de esta pieza resulta en que es una pieza completa que nadie conocía, de puño y letra de Mozart. Un hallazgo que no ocurría desde hacía más de 80 años.

La pieza se inicia en el minuto 2:55.

El estreno de la obra, interpretada por el pianista Seong-Jin Cho, se ha retransmitido en streaming, siendo la abertura oficial de la Mozartwoche, o la Semana de Mozart, el Festival de música clásica de Salzburgo, que este año ha tenido que trasladarse íntegramente a escenarios online.

De regalo a presente

Según Leisinger, de la Fundación Mozarteum, parece ser que el manuscrito fue un ensayo para una futura obra orquestal. Así estaba catalogada a principios del siglo XX, cuando una familia holandesa la compró en los años 20. Cuando esta ofreció a la Fundación su venta, se dieron cuenta que no era solo un boceto, sino una obra completa para piano.

El manuscrito inédito.

El experto afirma que la pieza fue escrita en 1773 (confirmada por la caligrafía de la firma) durante un viaje de Mozart a Italia, y fue enviada como regalo a su hermana Maria Anna, quién la guardó hasta su muerte.

Un regalo que se ha convertido en presente, pues la pieza puede descargarse de manera gratuita en la página de la Fundación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: