Arte y patrimonio Lugares

Seis monumentos y lugares patrimoniales de Asturias que debes visitar

Elegir solo seis lugares que visitar en Asturias puede ser toda una epopeya. Conocer todos esos rincones mágicos de Asturias puede llevar años. Por desgracia para la mayoría de nosotros, no tenemos tantas vacaciones para eso. Por ello, hemos elaborado un pequeño listado que resume la esencia de Asturias a través de sus monumentos y lugares patrimoniales imprescindibles.

Elegir solo seis monumentos y lugares patrimoniales que visitar en Asturias puede ser toda una epopeya. Ciertamente, el Principado de Asturias tiene algo mágico y ofrece al visitante un sinfín de posibilidades. Naturaleza, cultura, gastronomía… Cada rincón bien valdría un artículo por sí solo.

Conocer todos esos rincones mágicos de Asturias puede llevar años. Por desgracia para la mayoría de nosotros, no tenemos tantas vacaciones para eso. Por ello, hemos elaborado un pequeño listado que resume la esencia de Asturias a través de sus monumentos y lugares patrimoniales imprescindibles. Hablamos de su patrimonio histórico, del pasado industrial minero y de su costa y montañas.

El monte Naranco alberga uno de los monumentos y lugares patrimoniales más importantes de Asturias. Foto: Manuel Carreres, 2021.

Somos conscientes que nos dejamos en el tintero muchos rincones, muchos monumentos y muchos lugares patrimoniales que merecían estar. Pedimos disculpas de antemano, pero la lista podría ser interminable. Algunos de estos seis lugares de Asturias son muy conocidos, otros en cambio, esperemos que sirvan para descubrirlos.

Arte Asturiano en el Monte Naranco

Iniciamos nuestro listado con uno de los lugares con más historia de Asturias: el Monte Naranco y su conjunto monumental de arte asturiano. En la ladera del monte se enclavan Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, los máximos exponentes de este arte prerrománico único.

Santa María del Naranco. Foto: Manuel Carreres, 2021.

Ambos edificios fueron mandados construir por el rey Ramiro I en las afueras de Oviedo, la capital del reino de Asturias, sobre el año 842. Se trataba de un conjunto palacial con varios edificios, de los que solo se han conservado Santa María y San Miguel.

Santa María fue, originalmente, el aula regia del conjunto palaciego. Es un edificio rectangular donde destacan sus miradores laterales, con arcos de medio punto, y su decoración escultórica. San Miguel de Lillo era la iglesia del conjunto palatino. Hoy solo se conserva el vestíbulo y una de sus naves. Aún así, sigue sorprendiendo por su belleza y su decoración.

San Miguel de Lillo. Foto: Manuel Carreres, 2021.

El prerrománico del Naranco, con Santa María y San Miguel, fueron incluidos en la Lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Recomendamos estacionar en el llamado «aparcamiento del prerrománico» y disfrutar de la senda que conduce hasta el conjunto.

Ecomuseo Minero del Valle del Samuño

La minería es una de las señas de identidad de Asturias. Numerosos son sus valles mineros donde todavía se alzan sus castilletes y la esencia de la extracción del mineral. En estos valles podemos ver como la industria se funde con la naturaleza y con sus gentes.

Sala de máquinas y castillete del Pozo de San Luis. Foto: Manuel Carreres, 2021.

A lo largo de sus valles mineros, podemos encontrar elementos de patrimonio industrial reconvertidos en museos y centros de interpretación. Uno de los más sorprendentes es el Ecomuseo del Valle del Samuño, en el Langreo.

Este pequeño valle de 8 km de longitud cuenta con innumerables vestigios de su actividad minera. Para conocerlos, el Ecomuseo del Valle del Samuño es la mejor opción. En el, desde la estación de El Cadavíu tomaremos un tren minero que nos conducirá por galerías, minas, socavones, el Pozo Samuño y el Pozo San Luis.

Máquina de extración en el Pozo de San Luis. Foto: Manuel Carreres, 2021.

El Pozo San Luis, situado en el pueblo minero de La Nueva, conserva todas las instalaciones de su actividad industrial. Desde la monumental casa de máquinas con su castillete y ascensor, hasta las oficinas, aseos, carpintería, lampistería, fragua o botiquín. Así, en el interior de la casa de máquinas también se conservan diversas máquinas in situ como la máquina de extracción. En definitiva, un recorrido por lo más esencial de la minería asturiana.

Universidad Laboral de Gijón

Sin lugar a dudas, uno de los conjuntos arquitectónicos más sorprendentes de Gijón, y de Asturias en general, es la Universidad Laboral de Gijón. Está situada a las afueras de la ciudad, y fue construida entre 1946 y 1956. De hecho, su monumentalidad permite verla a bastantes quilómetros de distancia.

Patio central de la Universidad Laboral, con la iglesia y la torre presidiendo y el teatro a la derecha. Foto: Wolfgang Pehlemann, 2016 (cc).

Su historia está relacionada con la minería. Tras un accidente laboral en una mina de la cuenca del Caudal, se pensó en construir un orfanato minero para los niños. Mientras se construía, el Gobierno creó las llamadas Universidades Laborales, para la formación profesional de los hijos de obreros. Así, el complejo nunca llegó a funcionar como orfanato y se transformó en Universidad Laboral.

Se trata de un conjunto monumental organizado con diversos patios. Su arquitectura recuerda a los grandes palacios clásicos del renacimiento italiano. El centro neurálgico y el espacio que organiza el conjunto es el patio central. Se trata de una plaza rectangular donde se sitúa el teatro, la torre y la iglesia, los elementos más monumentales de la Universidad.

Atrio de la Universidad Laboral de Gijón. Foto: Manuel Carreres, 2021.

La iglesia es el edificio más espectacular. Tiene una planta elíptica cerrada por una gran bóveda. Es una de las iglesias más grandes del mundo con este tipo de planta. La torre rememora el modelo de la Giralda de Sevilla. El resto del conjunto tiene una clara influencia clásica. Destacan el teatro, con su fachada helenística, y el atrio corintio.

En la actualidad, en complejo se ha renombrado como Laboral Ciudad de la Cultura y es visitable.

Faro de Cabo Peñas

En una costa tan accidentada, no podía faltar en nuestro listado un elemento esencial para la navegación marítima como es el faro. En la costa asturiana se sitúan 16 faros, lo que da a entender la dificultad de la navegación por el Cantábrico.

De todos ellos hemos elegido el Faro de Cabo Peñas. Está situado en la meseta más saliente del cabo de Peñas, prácticamente en el centro del Principado. Enclavado en un paisaje de gran belleza, con acantilados que alcanzan los 100 metros de altura. Se trata de un Paisaje Protegido por sus valores naturales y culturales.

Faro de Cabo Peñas. Foto: Manuel Carreres, 2021.

El faro entró en servicio el 15 de julio de 1852 y en 1946 se electrificó. El edificio cuenta con una torre octogonal, donde está la linterna, y un edificio de tres plantas, donde aún vive su torrero.

Frente al acantilado, y delante del faro, podemos encontrar una espectacular sirena vertical instalada en 1951 y substituida en 1977. Consta de 6 vibradores electromagnéticos (14 en su origen) que emiten en Morse la letra P.

Sirena del cabo Peñas. Foto: Manuel Carreres, 2021.

En la planta baja del faro se sitúa el Museo Marino de Peñas. Y en las cercanías, un edificio alberga el centro de interpretación del Paisaje Protegido del Cabo Peñas.

Arquitectura indiana de Llanes

Si no conoces Llanes, simplemente, visítala. Se trata de una ciudad sorprendente, enclavada entre su puerto y sus famosas playas, con un centro histórico monumental impresionante.

Palacio de los Leones o Villa Flora en Llanes. Foto: Manuel Carreres, 2021.

Pero si una cosa hace única a esta zona oriental de Asturias es su arquitectura indiana. Y el Concejo de Llanes es uno de sus máximos exponentes. Se habla de arquitectura indiana a los edificios que realizaron los indianos. Así son llamados a los triunfadores de la emigración americana del siglo XIX y principios del XX.

Estos indianos construyeron grandes palacios y casonas en su tierra natal. Se trata de edificios que dominan el medio rural por su altura y su diseño. Cada edificio es único y singular, realizado con estilo ecléctico, modernista o montañés.

Casino de Llanes. Foto: Manuel Carreres, 2021.

La entrada de Llanos por la calle Concepción nos da la bienvenida con algunos ejemplos increíbles: el Palacio de Partarríu o Villa Parres, donde fue rodado El Orfanato, el Palacio de los Leones o Villa Flora, el Palacio de la Marquesa de Argüelles, Villa Concepción y la Casa de los Junco.

En el interior de la ciudad, los principales edificios monumentales son el Casino, la Casa del Romano y varias casas en la avenida de la Paz.

Santuario y Basílica de Covadonga

En un listado sobre los principales monumentos de Asturias no podía faltar uno de los más conocidos, el Santuario de Covadonga. Un conjunto religioso enclavado en un paisaje espectacular a los pies de los Picos de Europa, en el Concejo de Cangas de Onís.

Santa Cueva de Covadonga. Foto: Fernando García, 2013 (cc).

El conjunto monumental se encuentra en un frondoso valle de espectacular belleza. Según la tradición, el rey don Pelayo venció a los musulmanes en la Batalla de Covadonga gracias a la intervención de la Virgen. Para honrar tal hazaña, el rey Alfonso I el Católico mandó construir un primitivo santuario en la Santa Cueva que albergase a la Virgen de Covadonga.

Basílica de Covadonga. Foto: Manuel Carreres, 2021.

Sin embargo, el edificio de mayor monumentalidad es la Basílica de Santa María la Real de Covadonga. Fue construida entre 1877 y 1901 en estilo neorrománico aunque con ciertos elementos góticos. Se sitúa sobre una gran terraza, lo que le aporta mayor grandeza. Destacan sus dos torres gemelas y la decoración lombarda en el exterior.

Para acceder al conjunto de Covadonga, puedes hacerlo en vehículo propio o en autobús. Según las horas, y si vas a subir a los Lagos de Covadonga, recomendamos ir en autobús. No tendrás problemas de acceso ni de horarios.

1 comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: