Lugares

Entre naturaleza, cultura y espiritualidad: la Ruta de los Monasterios de Valencia

La Ruta de los Monasterios de Valencia propone una visita en coche, en bicicleta, a pie o a caballo por los cinco monasterios más emblemáticos de las comarcas centrales de la provincia valenciana.

La Ruta de los Monasterios (o Ruta dels Monestirs en valenciano) por el Pas del Pobre, es un itinerario cultural y medioambiental, homologado y también conocido como GR-236 que discurre per antiguos senderos históricos de origen medieval, vías pecuarias, caminos rurales y antiguas vías de ferrocarril; aunque también discurre por vías de asfalto y cemento.

Foto: cotalba.es

Su origen histórico se encuentra en el llamado Pas del Pobre, el paso natural entre las montañas de la Murta y la Casella por donde travesaban los peregrinos siguiendo la ruta de los monasterios en busca de limosna, penitencia o consuelo espiritual, cuyo momento más álgido sucedió en los siglos XV y XVII.

Su recorrido se inicia en la estación de tren de Gandia y finaliza en la estación de Alzira. Entre ellas dos, recorrerá vellos parajes de la Safor, la Vall de Albaida, la Valldigna o la Ribera del Xúquer, entre llanuras y montañas y, por supuesto, conectando los monasterios de Sant Jeroni de Cotalba, Santa María de la Valldigna y la Murta, y los conventos del Corpus Christi y de Aigües Vives.

La ruta a pie cuenta con 4 jornadas y tiene una longitud de 80 km aproximadamente. Las etapas se dividen de la siguiente forma:
1: Gandia-Almiserà (20,3 km)
2: Almiserà-Pinet (19 km)
3: Pinet-la Barraca d’Aigües Vives (23 km)
4: La Barraca-Alzira (16 km)
5: Variante entre Cotalba y Barx

Ver ruta en wikiloc:

Monasterio de Sant Jeroni de Cotalba (Ròtova y Alfauir)

El monasterio de Cotalba se encuentra en la primera etapa del recorrido. Tras atravesar la ciudad de Gandia, la ruta continúa por antiguos trazados ferroviarios y los cursos de los ríos Serpis y Vernissa antes de llegar al conjunto monacal.

Foto: Almar

El monasterio fue fundado por el duque de Gandia, Alfons el Vell, en 1388 para acoger a los monjes jerónimos de Xàbia que huyeron por los constantes ataques de piratas berberiscos. Se trata de un conjunto monumental donde destaca la Torre de las Campanas, el doble claustro renacentista y gótico-mudéjar, la sala capitular, la iglesia, el imponente acueducto gótico (representado en grabados, óleos y cine) o el jardín romántico erigido por la familia Trénor.

Foto: Joanbanjo

Tras su visita, el recorrido continúa siguiendo el río Vernissa hasta llegar a la población de Almiserà.

Convento del Corpus Christi (Llutxent)

El convento se encuentra en la segunda etapa de la ruta. Si la primera discurría por terrenos llanos, en esta iniciaremos el ascenso por la serreta de Pere hacia el tossalet dels Lloses, en busca de la población de Llutxent, donde se enclava el convento.

Foto: Joanbanjo

Su construcción se inició en 1422 para acoger a los frailes dominicos y sus paredes albergaron la primera universidad valenciana. El conjunto se desarrolla alrededor de su claustro, en cuyos laterales se encuentra el refectorio gótico o la sala capitular. Junto al monasterio se sitúa la iglesia homónima, construida con estilo gótico mediterráneo.

Foto: Joanbanjo

La ruta continúa hacia el norte y, de nuevo, en ascenso buscando la población vecina de Pinet.

Monasterio de Santa Maria de la Valldigna (Simat de la Valldigna)

En la tercera etapa nos encontraremos con dos monasterios, el de la Valldigna y el de Aigües Vives. Salimos de Pinet hacia el norte, cruzando el paraje del Garbuller hasta llegar a Barx. Desde esta población hasta nuestra siguiente parada: Simat de la Valldigna, todo será en descenso.

Foto: Jpjanuel

El monasterio de la Valldigna tiene los orígenes en 1298, cuando Jaume II el Justo concede las tierras al abad de Santes Creus para crear una nueva fundación cisterciense. Según la leyenda, el rey, ante la belleza del valle, dijo: “quina vall més digna per a un monestir” (que valle más digna para un monasterio), de ahí su nombre. El conjunto arquitectónico, con algunas zonas de ruinas consolidadas, está construido en estilo gótico, aunque fue ampliado y decorado con estacionas barrocas de los siglos XVII y XVIII.

Foto: Joanbanjo

Tras su visita, seguimos la ruta por el camino viejo de Alzira, donde enlazaremos con el antiguo trazado ferroviario del Carcaixent-Dénia y salvaremos el Portitxol.

Convento de Santa María de Aigües Vives (Carcaixent)

Siguiendo por el antiguo trazado del tren, llegaremos al convento de Aigües Vives.

Foto: culturapedia.com

El monasterio fue fundado por Gonzalo García de la Massa y su hijo, los cuales lo donaron a los monjes agustinos de la alquería de Aigüesvives. El conjunto cuenta con diversos estilos en su interior. Se inició su construcción en el siglo XIII, pero el edificio actual se construyó entre los siglos XVI y XVIII. Destaca su claustro y la decoración interior de estilo barroco, así como su iglesia y capillas. Aunque se encuentra en un estado de abandono latente, no deja de asombrar su monumentalidad.

Foto: culturapedia.com

Seguimos nuestra ruta apenas unos kilómetros, hasta llegar a la población de Aigüesvives.

Monasterio de Santa María de la Murta (Alzira)

La última etapa cuenta con el tramo que le da nombre a la ruta: el Pas del Pobre. Salimos de Aigüesvives en dirección a la sierra de las Agujas, la cual cruzaremos para llegar al valle de la Casella y cruzarla, asimismo, por el Pas del Pobre. Desde él observaremos el precioso valle de la Murta con su monasterio en el centro del mismo.

Foto: Vicenç Salvador Torres Guerola

El monasterio de la Murta fue una fundación jerónima situada entre los siglos XIV y XV con la agrupación de diversas ermitas del valle. Destacan su magnífica torre dels Coloms, construida siguiendo los cánones de arquitectura militar y otorgándole aspecto defensivo al conjunto, así como la puerta renacentista, rematada por el escudo de la familia Vich. En la parte posterior se encuentra la balsa y el acueducto que abastecía de aguas el monasterio. Des del mismo, parten diversas rutas de senderismo.

Foto: gva.es

Tras la visita del monasterio y el paraje, iniciamos el camino de descenso hacia Alzira, lugar de finalización de la ruta.

Variante

La Ruta de los Monasterios cuenta con una variante en su trazado a pie, entre el monasterio de Cotalba y Barx. Con ello, se pretendía también dignificar y dar cabida en la ruta al camino histórico que enlazaba los monasterios de Cotalba y de la Valldigna.

3 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: